Uno de los avances tecnológicos más significativos de la medicina es la tomografía. Con el, los médicos pueden literalmente ver por dentro una parte del cuerpo en específico, sin la necesidad de abrir. El diagnóstico con imágenes también es utilizado en otras ramas de la ciencia como arqueología, biología, geofísica, oceanografía, ciencia de los materiales.

Esta tecnología se basa en un procedimiento matemático llamado reconstrucción tomográfica, y existen diferentes técnicas para obtener resultados efectivos. La tomografía computarizada utiliza un equipo de Rayos X para crear imágenes transversales del área del cuerpo que se requiere estudiar.

En este procedimiento el paciente debe estar inmóvil en una mesa que pasa lentamente a través de una máquina de Rayos X. Es totalmente indoloro, y seguro. En algunas pruebas, los pacientes deben tomar un tinte de contraste para ayudar a ciertas partes del cuerpo a verse en los estudios.